Estilos IX: princesa medieval

La princesa Isabel de Francia es un personaje que me ha fascinado desde el momento que la vi en la película “Braveheart” (Corazón Valiente). Lo mas curioso, es que lo que se muestra en la película es una historia de amor entre ella y William Wallace que jamás existió.

Cuando Isabel llegó a Inglaterra, el rebelde Wallace ya había sido ejecutado 3 años atrás. Por lo que es imposible que ellos se hayan siquiera cruzado. Además, ella tenía tan solo 12 años cuando fue casada con el heredero al trono Eduardo II.

Aún así , su verdadera historia tiene bastantes similitudes con “Braveheart”. Isabel se casó con un príncipe homosexual, encontrando consuelo en brazos de un amante con quien tramó el asesinato de su marido.

El vestuario de Isabel se luce mucho en la película, en la cuál abundan las escenas sangrientas de batallas y las harapientas ropas de los humildes guerreros escoceses. Sin embargo, la vestimenta medieval femenina es sencilla y poco lujosa.

En esa época, La influencia de la religión hace que la apariencia femenina luzca virginal y casta, por lo tanto, no hay escotes ni corsets. La prenda mas usual es una túnica larga hasta los pies muy sencilla y poco escotada. En el caso de las princesas estaban confeccionadas en terciopelos o sedas adornadas con cintos y brazaletes. Una prenda usual en esa época es un chaleco llamado “puertas del infierno” que estaba abierto a los costados y se colocaba sobre la túnica.

Los mas exquisitos detalles de la estética medieval es todo lo que se refiere a peinados y tocados. El más tipico es el de los dos rodetes a los costados -que inspiró a la princesa Leia de “Star Wars”- y los tocados -tales como el bonete estilo hechicera o el tocado de cuernos-

Isabel solo aparece con coronas y tiaras y barbarejos para cubrir la barbilla que también eran muy típicos de la época.

braveheart_1339046524braveheart6images (2)